7 respuestas sobre la reserva ovárica

La reserva ovárica de una mujer es el número de óvulos que existen en el ovario en un momento determinado de su vida fértil. Todas las mujeres nacemos con un número determinado de óvulos, al rededor de medio  millón, que vamos liberando a partir de la primera menstruación y a lo largo de nuestra vida. A partir de los 35 años, esta reserva ovárica desciende considerablemente en cuanto a cantidad y calidad. A través de controles ecográficos y analíticas hormonales podemos determinar el estado de la reserva ovárica.

1.- ¿Cómo se puede conocer el estado de la reserva ovárica?

El principal determinante de la reserva ovárica es  el recuento de folículos antrales mediante una ecografia intravaginal, que se realiza en los primeros días del ciclo (2º-5º día), contando el número de folículos entre 2 y 9 milímetros. Otros marcadores ecográficos con menor valor predictivo serían el volumen ovárico y el flujo del estroma ovárico, poco utilizados en realidad.

Entre los marcadores hormonales, utilizamos el valor de la hormona FSH entre los días 2º y 5º del ciclo (a mayor valor, menor respuesta ovárica y mayor cercanía a la menopausia) y la hormona antimülleriana (AMH), que puede medirse cualquier día del ciclo (a menor valor, menor capacidad de respuesta a la estimulación ovárica). También pueden utilizarse el estradiol y la inhibina B, pero tienen menor utilidad.

2.- ¿La reserva ovárica influye en la calidad de los óvulos?

Según disminuye el número de óvulos, también disminuye su calidad. Hay que entender que cada mes en el ovario se lleva a cabo una selección de los mejores folículos, los más capaces para ovular. Dentro de cada folículo, esa bolsa negra que se ve en una ecografia, se desarrolla un óvulo. El cerebro manda una señal hormonal y los folículos de mayor calidad son los que primero responden, y uno de ellos, el mejor, el de mayor calidad, es el que ovulará. Así, cada mes se van “gastando” los de mayor calidad, y según se reduce su número los que van quedando son de menor calidad.

3.- ¿Cuál es el papel de famosa hormona Antimülleriana?

La hormona Antimülleriana AHM actúa sobre los folículos primordiales del ovario e inhibe a la FSH cuando se alcanza un suficiente número de ovocitos reclutados. Se utiliza medir la capacidad de respuesta del ovario a los tratamientos de estimulación ovárica, pues se relaciona directamente con el número de folículos primordiales del ovario.  Un mayor número de folículos normalmente se asocia una mayor calidad de los mismos y, por tanto, mayor capacidad de respuesta ovárica y mayor probabilidad de embarazo.

Conocer los valores de la hormona antimülleriana nos permite indicar si un tratamiento reproductivo es posible o no y decidir la técnica más adecuada.

4.-Fumar envejece la reserva ovárica, ¿qué más se debe evitar?

Además de la edad existen numerosos factores que pueden disminuir la reserva ovárica. Fumar es un factor de riesgo para la disminución de la reserva ovárica, como también lo son el consumo elevado de café u otras sustancias que produzcan estrés oxidativo a nivel celular. La obesidad, la quimioterapia o la radioterapia disminuyen la reserva ovárica, y algunos procesos autoinmunes también. Sin embargo, el principal factor de riesgo para la disminución de la reserva ovárica es la presencia de tumores ováricos (sólidos o quísticos) y la cirugía que se realiza como tratamiento.

5.- ¿Es posible recuperar la reserva ovárica?

No es posible revertir el natural deterioro de la reserva ovárica, independientemente de la edad de la mujer. Sin embargo si se siguen hábitos saludables, como ingerir sustancias antioxidantes [frutas, verduras y alimentos con aporte de vitaminas y minerales…] se puede prevenir el envejecimiento celular.

En los tratamientos de reproducción asistida, lo que hacemos es estimular el ovario para que produzca los folículos necesarios que nos permitan obtener el mayor número de óvulos de calidad en cada ciclo.

6.-¿Qué síntomas tienen mujeres jóvenes con óvulos escasos?

Aunque, en general, una baja reserva ovárica se relaciona con mayor edad, puede haber casos de mujeres con un fallo ovárico precoz en los que se observa que la reserva ovárica esté disminuida antes de lo normal. Son mujeres que suelen tener síntomas similares a los que esperarían en los años anteriores a la menopausia (alteración en los ciclos con algunos periodos sin regla, sofocos, etc.), aunque también puede pasar desapercibido y ser un hallazgo fortuito en una consulta rutinaria.

7.-En el caso de decidir retrasar su maternidad, ¿qué recomienda?

Es importante tener en cuenta la edad. La fertilidad de la mujer  disminuye a partir de los 35 años y aumenta el riesgo de aborto espontáneo, y a partir de los 40 es muy difícil conseguir el embarazo con los propios óvulos.

En caso de decidir posponer la maternidad, recomendamos una vitrificación de óvulos antes de los 35 años, y no más allá de los 38. De esta manera, antes de la menopausia, la mujer podrá quedarse embarazada con sus propios óvulos a través de una fecundación in vitro.

Tanto ginecólogos como médicos de familia, deberian  preguntar a las mujeres jóvenes por su deseo de ser madres, y ofrecer la posibilidad de revisar su reserva ovárica, para poder tomar decisiones a tiempo.

¿Necesitas ayuda?

¿Cuando te llamamos?

Tratamiento:

Quiero:

He leído y acepto las Condiciones de uso
Doy mi consentimiento para que Centre de Reproducció Asistida SL pueda remitirme comunicaciones comerciales