Abortos de repetición: lo que has de saber

Los abortos son más comunes de lo que pueda parecer. Sin embargo, se trata de algo tan íntimo y tan “tabú” que no se habla sobre ello, ni siquiera con las amistades más cercanas o la familia.

Se estima que el 25% de los embarazos acabara en un aborto, pero el tema sigue “escondido”. No es fácil expresar los sentimientos ante la pérdida de una ilusión, y las mujeres a menudo se sienten desatendidas porque nadie puede darles una explicación. Simplemente pasó.

La razón más común de un aborto es que el embrión presentaba una anomalía cromosómica. En otras palabras, el óvulo o el espermatozoide no tenían la calidad suficiente, pero consiguieron fertilizar y crear un embrión suficientemente fuerte para implantarse en el útero.

Sin embargo, el embrión no resultó viable o suficientemente fuerte para desarrollar un embarazo. A estos embriones con anomalía cromosómica se los denomina aneuploides.

Es importante hacer esta distinción, porque en la mayoría de los casos es el embrión el que detiene su desarrollo y se produce el aborto.

Los especialistas en fertilidad explican los abortos de embriones aneuploides  como aquellos en los que el cuerpo se encarga de “expulsar cuando se trata un embrión que no se debería haber formado”, un embrión incompatible con la vida. Se producen en el primer trimestre de la gestación.

Pero más allá de los abortos causados por embriones aneuploides, algunas mujeres también sufren abortos de embriones euploides. Cuando se producen más de dos abortos, nos encontramos ante lo que se denominan abortos de repetición y afectan entre un 1% y un 5% de las mujeres.

¿Con cuantas pérdidas se considera un aborto de repetición?

Tradicionalmente se consideraba que la paciente entraba en los criterios de aborto de repetición cuando sufría tres abortos en el primer trimestre de embarazo. Aunque en los últimos 5-10 años, se ha incluido a las pacientes que han sufrido dos abortos no aneuploides consecutivos, sin razón aparente.

¿Qué tipo de perdidas cuentan como un aborto de repetición?

Todas las mujeres sufren el mismo duelo y dolor ante cualquier tipo de pérdida gestacional. Incluimos desde las pérdidas bioquímicas, aquellas en que la analítica de la hormona Beta hCG sale inicialmente alta y luego decae, hasta aquellas que padecen un embarazo anembrionado donde el saco gestacional está vacío, lo que comúnmente se conoce como “huevo huero”.

Sin embargo estos dos tipos de abortos no se considerarían abortos de repetición.

Únicamente las pérdidas de embarazos en los que se ha logrado escuchar el latido del embrión son los que se contabilizan para poder diagnosticar un aborto de repetición.

Las causas del aborto de repetición y como los evaluamos

“La principal causa del aborto de repetición es la genética” explica el Dr. Julio Herrero, director de CRA Barcelona y especialista en abortos de repetición. Otras causas son  las trombofilias, las causas endocrinas, inmunológicas, anatómicas. También existen causas infecciosas y relacionadas con el estilo de vida. Y finalmente las causas masculinas y otras causas, como la ansiedad, el estrés psicológico.

Causas genéticas del aborto de repetición

Un óvulo u espermatozoide que presenta alteraciones cromosómicas fertilizará un embrión con un defecto cromosómico que dejará de desarrollarse y provocará un aborto.

Mediante un análisis del cariotipo de cada miembro de  la pareja, podemos prever estas alteraciones. También se puede efectuar un Diagnóstico Genético Preimplantacional, para comprobar la calidad del embrión, con una fiabilidad del 99%.

¿Necesitas ayuda?

¿Cuando te llamamos?

Tratamiento:

Quiero:

He leído y acepto las Condiciones de uso
Doy mi consentimiento para que Centre de Reproducció Asistida SL pueda remitirme comunicaciones comerciales