Listeriosis durante un tratamiento reproducción asistida

Una preocupación que puede haberte surgido este verano es la de una posible infección de listeriosis durante un tratamiento reproducción asistida.

La listeriosis es una infección causada por la bacteria “listeria monocytogenes”. Afecta principalmente a mujeres embarazadas, bebés, personas mayores y a personas con el sistema inmunitario debilitado.  No es muy común que personas de otros grupos se enfermen por una infección de listeria.

Aún así, si empiezas o estas en tratamiento de reproducción asistida y te preocupa estar infectada por listeriosis y quedarte embarazada, queremos tranquilizarte.

Listeriosis y reproducción asistida

A pesar del boom mediático que ha tenido este verano a raíz del embutido contaminado, queremos tranquilizarte y recordarte que la listeriosis es una enfermedad muy infrecuente.

Su incidencia es de 12 casos por cada 100.000 mujeres embarazadas. Es muy rara y se suele presentar en mujeres con defensas muy bajas.

Antes de iniciar una FIV o una inseminación en un  tratamiento de reproducción asistida y como parte de las pruebas de estudio de fertilidad, tu ginecólogo ordena realizarte una exhaustiva analítica en sangre para descartar cualquier tipo de infección que pueda dificultar o afectar el embarazo.

Si una vez iniciado el tratamiento, presentas fiebre, nauseas, etc., tu ginecólogo valorará si es necesario hacer de nuevo una analítica y si conviene interrumpir el tratamiento.

Si antes de la inseminación, la punción ovárica o la transferencia del embrión presentases alguno de los síntomas como fiebres o escalofríos, dolor de cabeza, náuseas o diarrea, convulsiones, dolores musculares o rigidez en el cuello, es importantísimo que lo comuniques al centro de reproducción asistida.

Por lo general, los síntomas de la listeriosis comienzan unos días después de comer los alimentos contaminados, pero cabe la posibilidad de que no aparezcan hasta dos meses después. De ahí a la importancia de realizar la analítica en sangre antes de iniciar de nuevo un tratamiento de reproducción asistida.

Cualquier infección puede mermar tus probabilidades de embarazo y en el caso de la listeriosis, puede provocar un aborto o una infección grave en el recién nacido.

Recomendaciones para la prevención de listeriosis si estas en tratamiento de fertilidad

La infección de listeriosis puede producirse cuando una persona ingiere alimentos que han sido contaminados por la bacteria Listeria monocytogenes, presente en animales salvajes y domésticos, también en el agua y en los suelos.

Por ello es muy importante seguir unas pautas de higiene alimentaria si estas en tratamiento de fertilidad o embarazada.

  • Evita el consumo de quesos blandos como el fresco, feta, brie, camembert y quesos con venas azules como el roquefort.
  • No tomes leche cruda ni alimentos preparados con leche sin pasteurizar.
  • Cocina muy bien la carne, mariscos y pescados.
  • Evita carnes frías y patés.
  • Calienta, hasta que humee, la comida sobrante antes de comerla.
  • Lava bien frutas y verduras.
  • Lávate bien las manos después de manipular los alimentos.
  • Mantén limpios los lugares donde preparas las comidas, los recipientes donde conservas los alimentos y el frigorífico.

¿Necesitas ayuda?

¿Cuando te llamamos?

Tratamiento:

Quiero:

He leído y acepto las Condiciones de uso
Doy mi consentimiento para que Centre de Reproducció Asistida SL pueda remitirme comunicaciones comerciales