Ser madre mediante reproducción asistida: la edad es un factor clave

La media de las mujeres que optan por la reproducción asistida es de 38 años y sin duda, la edad es un factor determinante para quien desea ser madre mediante reproducción asistida.

Se estima que la edad fértil femenina termina alrededor de los 47 años, pero ello no quiere decir que se pueda producir un embarazo o llevarlo a buen término. La posibilidad de un embarazo de forma natural en mujeres entre los 40 y los 44 años es menor del 10 %, reduciéndose al 3% entre las mujeres de 45 a 50 años.

El éxito de las técnicas de reproducción depende de la edad de la mujer

La tasa acumulada de embarazo por pareja, con óvulos propios, tras la aplicación de un tratamiento de reproducción asistida (inseminación artificial, FIV, microinyección espermática…) supera el 87% en mujeres menores de 35 años en España.

En mujeres de 36-42 años, la tasa es del 75%, y a partir de los 43-44 años,  las posibilidades de embarazo con óvulos propios son mínimas y se aconseja un tratamiento con ovodonación. En definitiva, mayor posibilidad de éxito cuanto más joven sea la mujer.

Siendo el factor edad el más determinante a la hora de conseguir el embarazo, las evidencias apuntan a un aumento de los problemas de infertilidad (especialmente la masculina) en los últimos años, vinculado a elementos ambientales y del estilo de vida.

Los disruptores endocrinos afectan la fertilidad

Desde hace 50 años convivimos con una proporción cada vez mayor de disruptores endocrinos (pesticidas, bisfenoles, fitoestrógenos, contaminación ambiental por combustión…) que se comportan como hormonas: Cada sexo tiene su vulnerabilidad específica a estos disruptores. Está demostrada la asociación entre las dioxinas del ambiente y el desarrollo de endometriosis, mientras que estos disruptores, junto al sedentarismo, son los principales responsables de la caída de los parámetros seminales en los hombres.

Por otro lado, está demostrado que el tabaco es responsable directo del incremento del estrés oxidativo en ovarios y testículos, que se traduce en la principal causa de subfertilidad en aproximadamente el 13% de las mujeres y el 18% de los varones.

Evaluar la fertilidad a  los 35 años

Ante una maternidad social tardía, el Dr. Julio Herrero, director de CRA Barcelona y jefe del Servicio de Reproducción Asistida del Hospital Universitario Vall Hebron de Barcelona recomienda a las mujeres que se encuentran en esta situación plantearse tener hijos antes de los 35 años o bien vitrificar los óvulos.

“Cualquier ecografia realizada a una mujer joven debería incluir el recuento folicular (de folículos antrales) y si es preciso,  hacer un análisis de la AMH (hormona antimulleriana), explica el Dr. Herrero, es necesario que las mujeres conozcan su recuento folicular para estar al tanto de cuál es su reserva ovárica, y no se encuentren con la sorpresa, años más tarde, en la consulta de reproducción asistida. Demasiadas veces tenemos que dar el diagnóstico de una baja reserva ovárica, sin poder ofrecer una alternativa más allá de una FIV acumulativa o una ovodonación.

Para estas pacientes, la alternativa hubiese sido una preservación de la fertilidad mediante una vitrificación de óvulos. De manera, que años más tarde, y a pesar de presentar una baja reserva ovárica, hubiesen conseguido un embarazo con sus propios óvulos.

Si tienes alrededor de 33-35 años y hace más de seis meses que buscas, sin éxito, un embarazo, no dejes pasar más el tiempo. Solicita una primera visita con el especialista en fertilidad para conocer tu reserva ovárica y ganar tiempo para poder tomar las decisiones oportunas.

¿Necesitas ayuda?

¿Cuando te llamamos?

Tratamiento:

Quiero:

He leído y acepto las Condiciones de uso
Doy mi consentimiento para que Centre de Reproducció Asistida SL pueda remitirme comunicaciones comerciales