La dieta contra la endometriosis

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

 dieta contra la endometriosis

 

La endometriosis es la tercera causa de infertilidad en la mujer. Entre el 30 y el 50% de las mujeres que son infértiles la padecen. Desafortunadamente, a día de hoy no se conoce qué la causa y tampoco existe una cura. Sin embargo, mediante una dieta contra la endometriosis  podemos mejorar algunos de sus síntomas, como los fuertes dolores durante la menstruación o el dolor pélvico crónico.

A día de hoy se considera una enfermedad de causas desconocidas y para la cual no existe cura. No obstante, a través de la alimentación se puede contribuir a mejorar algunos de los síntomas de la enfermedad y, con ello, la calidad de vida de la paciente. Siguiendo unas determinadas pautas de alimentación, se pueden mejorar muchísimo sus síntomas.

 

La dieta contra la endometriosis

Primero de todo, indicar que no existen “listas cerradas” y no debemos pensar que nos irá bien si nos ceñimos estrictamente a listados de alimentos que benefician/perjudican a la endometriosis. No a todas las mujeres con endometriosis les van bien todos los alimentos.Es mucho más complejo y te aconsejamos que visites primero a un nutricionista especialista en endometriosis. La única forma de constatar qué alimentos van mejor o peor a cada paciente es, mediante control del especialista,

Dicho ésto, podemos afirmar que sí hay síntomas de la endometriosis que se pueden mejorar o evitar con una buena alimentación. Por ello, una dieta antiendometriosis debe basarse en:

  • Seguir una dieta saludable, equilibrada y a evitar los alimentos procesados cargados de sustancias químicas.
  • Evitar alimentos que incrementen la producción de prostaglandinas de serie 2, y  potenciar las de serie 1 y 3.
  • Evitar alimentos que contengan estrógenos o promuevan su formación, y  elegir alimentos que ayuden a regular sus niveles.

Continuar leyendo «La dieta contra la endometriosis»

Dieta «Evita» durante una fecundación in vitro

No hay una dieta mágica que te asegure que te vas a quedar embarazada, pero sí que te recomendamos evitar algunos alimentos que no te convienen, ni ahora que buscas un embarazo, ni en general para tu salud.

Evita el consumo de alcohol

No sólo cuando hayamos hecho la transferencia de los embriones, es recomendable incluso antes de iniciar el tratamiento. Puede provocar ciclos menstruales irregulares y periodos sin ovulación. Además de que el consumo de alcohol durante el embarazo puede provocar abortos espontáneos y alterar el desarrollo del feto.

Evita el consumo de cafeína

Tomar más de 3 tazas de café al día puede dificultar la implantación del óvulo en el útero. Evita también las infusiones con teína. Se trata de desactivar cualquier alimento o situación que nos provoque estrés.

Evita las grasa saturadas

Si te sometes a un tratamiento de fecundación in vitro, mejor olvídate de las patatas fritas y la bollería industrial. Se ha demostrado que su consumo afecta negativamente a la estimulación ovárica.

Recuerda beber mucha agua, fruta y verdura. Hay quien substituye el agua por bebidas isotónicas, es recomendable, pero tampoco hay que pasarse.

Hombres y productos lácteos

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Harvard encontró que el abuso de productos lácteos enteros disminuye la calidad del semen. Si los consumes, que sean desnatados.

Grasas saturadas

Si te sometes a un tratamiento de fecundación in vitro, mejor olvídate de las patatas fritas y la bollería industrial. Se ha demostrado que su consumo afecta negativamente a la estimulación ovárica.

Primera vistia gratuita

[contact-form-7 id=»2521″ title=»Contact Form Style 1 ES»]

Dieta y fertilidad: así debes cuidarte

Llega el verano y todas nos preocupamos por nuestra dieta, por sus efectos en nuestra línea… pero ¿sabes que tu estilo de vida y tu dieta afecta directamente a tu fertilidad, seas hombre o mujer?

Aquí unos consejos que te serán muy útiles:

No hay alimentos mágicos

No nos engañemos: no hay alimentos mágicos que hagan que te quedes embarazada, pero cada vez existen más pruebas científicas de que una dieta equilibrada y la reducción en el consumo de ciertos productos favorecen la fertilidad de las mujeres y mejoran la calidad del esperma de los hombres.

Dieta mediterránea

Un estudio de la Universidad de Navarra demostró que las mujeres que seguían una dieta más cercana a la mediterránea, rica en frutas, verduras, legumbres y pescado, tenían menos problemas a la hora de quedarse embarazada. Además, otra investigación reveló que la dieta mediterránea también mejora la movilidad de los espermatozoides.

Reduce el consumo de alcohol

Además de que el consumo de alcohol durante el embarazo puede provocar abortos espontáneos y alterar el desarrollo del feto, abusar del alcohol afecta a la fertilidad tanto masculina como femenina. En el caso de las mujeres, puede provocar ciclos menstruales irregulares y periodos sin ovulación. En los hombres, el consumo excesivo de alcohol puede provocar una disminución en la producción de testosterona y de espermatozoides maduros.

Come verduras

Aportan vitaminas y minerales y además son antioxidantes. Esto significa que te ayudan a eliminar los radicales libres, unas moléculas que entran en nuestro organismo a través de diferentes vías – por ejemplo los tubos de escape de los coches- y que, además de causar otros problemas de salud, pueden producir daños en óvulos, espermatozoides y órganos reproductivos. Recuerda: 5 piezas de fruta y verdura al dia.

Hidratos de carbono sin refinar

En el proceso de refinado se pierden muchos nutrientes que estimulan la fertilidad, como la vitamina B y el hierro. Esto no significa que si consumes muchos hidratos de carbono refinados no te vayas a quedar embarazada, pero el mejor consumirlos sin refinar. Por ejemplo, pan hecho con harina integral, arroz integral, etc.

Hombres y productos lácteos

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Harvard encontró que el abuso de productos lácteos enteros disminuye la calidad del semen. Si los consumes, que sean desnatados.

Cafeína

Aunque el consumo moderado de cafeína no afecta a la fertilidad, tomar más de 3 tazas de café al día puede dificultar la implantación del óvulo en el útero.

Además, el abuso de esta sustancia nos hace estar más nerviosos y favorece el estrés, nada recomendable si estamos buscando un embarazo, ya que está demostrado que este dificulta la concepción, tanto por parte del hombre como de la mujer.

Grasas saturadas

Si te sometes a un tratamiento de fecundación in vitro, mejor olvídate de las patatas fritas y la bollería industrial. Se ha demostrado que su consumo afecta negativamente a la estimulación ovárica.

Primera visita gratuita

[contact-form-7 id=»2521″ title=»Contact Form Style 1 ES»]

El estrés oxidativo y la infertilidad

El exceso de radicales libres y una falta de antioxidantes provoca un envejecimiento celular que afecta a la fertilidad.

El estrés oxidativo es una de las causas de la baja respuesta ovárica en mujeres jóvenes, menores de 35 años. Esta es la conclusión a la que ha llegado un estudio español publicado en la revista Reproductive BioMedici.

La coordinadora del trabajo, la Dra. Rocío Núñez, profesora asociada del Master de Reproducción Asistida de la Universidad Complutense de Madrid, señala que «este hallazgo demuestra por primera vez qué afecta a la baja reserva ovárica en pacientes jóvenes, lo que abre una puerta de esperanza a estas mujeres que podrían ser susceptibles de tratamiento con antioxidantes, en lugar de recurrir a la ovodonación”.

El porqué de los óvulos envejecidos

El objetivo del estudio era comprobar la implicación del estrés oxidativo en la baja respuesta ovárica en pacientes sometidas a tratamientos de Fecundación In Vitro(FIV), cuya prevalencia oscila entre el 9 y el 24% de los casos.

Los resultados han permitido comprobar concentraciones de marcadores de estrés oxidativo y sustancias antioxidantes en el líquido folicular de pacientes con baja respuesta a la estimulación ovárica frente a donantes de ovocitos fértiles, y pacientes con alta respuesta.

Estos resultados, “abren la puerta hacia la unificación de las terapias antioxidantes para aquellas mujeres con peor pronóstico sometidas a un tratamiento de FIV. De hecho, ya existe la tendencia de indicar una dieta antioxidante con suplementos en pacientes infértiles”, explica la doctora Núñez.

Dieta sana en cuerpo sano

“El estrés, la comida rápida, el tabaco, el alcohol, la obesidad o la desnutrición, pueden favorecer el estrés oxidativo e influir en las pacientes que desean un embarazo”, advierte la directora del estudio.

Para conseguir frenar el avance del estrés oxidativo se recomienda:

  • Seguir una dieta rica en alimentos con alto contenido en antioxidantes que pueden estar presentes en vegetales y frutas: el tomate, la zanahoria, los cítricos, las espinacas o el maíz, frutas como las fresas o la granada, y otros como los extractos de soja.
  • Reducir la ingesta de proteínas animales y de grasas.
  • Aumentar los omega 3.
  • No abusar de platos procesados.

Primera visita gratuita

[contact-form-7 id=»2521″ title=»Contact Form Style 1 ES»]